Este es uno de nuestros programas

LA EDUCACIÓN EN CANADÁ























Algunas veces los profesionales de la educación nos sentimos contentos con nuestras escuelas, nuestras normas o nuestros programas y sobre todo con nuestros métodos, pero si el alumnado no va bien, pensamos en los defectos de la ley, las nuevas aportaciones a la metodología, o en las familias. Pero es todo el conjunto lo que conforma el resultado final obtenido; Y tanto los éxitos como los fracasos están relacionados con el diseño global y el particular de los currículos y los contextos en los que se desarrolla la experiencia educativa.
         Las políticas educativas de los países son las primeras directrices que van a tener influencia sobre el resto de las otras políticas dentro de los centros y su influencia hacia el entorno familiar y social. La aceptación de las nuevas materias, metodologías o situaciones sociales nos cuesta pero todo se puede aprender y hacerse normal al cabo de los años como ocurre con países que han pasado por las mismas situaciones un poco antes que nosotros.
         En nuestro interés por mostrar la educación en todos sus aspectos, queremos aprovechar también la presencia del profesorado de otros países para dar a conocer su sistema educativo y de esta forma conocer en qué lugar nos situamos, o qué aspectos pueden ser motivo de reflexión. En algunos casos pueden ser motivo de mejora o en otros de sentirnos satisfechos con nuestra práctica.

         Nuestra invitada Michelle van Manen, es Jefa de Departamento idiomas modernos y profesora de español en un centro de Kitchener (Ontario), que tiene Bachillerato Internacional. 
Michelle nos ha descrito muchos de los aspectos que deseábamos saber acerca del sistema educativo canadiense, desde la educación infantil hasta el final de la escolarización obligatoria de los/las jóvenes con 18 años, pasando por la gran riqueza intercultural de sus aulas.
"Hay cuatro tipos de escuelas y todas son públicas:
1- Escuela pública Inglesa
2- Escuela pública Francesa
3- Escuela Católica Francesa
4- Escuela Católica Inglesa

Tenemos 14 niveles en cada escuela.
2 años de kindergarden 4  y 5 años 
12 años  para 6, 7, y 8 y después tienen que ir a otro colegio para los años 9, 10, 11, 12.
Ahora tienen que estar en la escuela hasta los 18 años.
Las clases empiezan a la 8,15 y terminan a la 2,30 las 3.00. Como los padres terminan de trabajar más tarde, hay una guardería en la escuela o cerca para que esperen a sus padres.
Para poder dar clase no hay un examen pero necesitamos un diploma de la Universidad normalmente de cuatro años y después vamos un año a la Facultad de Educación. Durante ese año practicamos en  enseñanza en unas escuelas y   es esta Facultad de Educación que decide si el estudiante puede recibir su diploma para ser profesor. 
Con ese diploma se puede buscar empleo pero es muy difícil encontrar una plaza libre.
 Es enriquecedor escuchar las soluciones que se dan en otros países a temas como la conciliación familiar, el transporte o la contratación del profesorado".


Agradecemos a Michelle van Manen su participación en nuestro programa y sus aportaciones acerca de la realidad educativa de Canadá que nos ha ampliado nuestros conocimientos sobre la educación en otros países.

FORMAR A EDUCADORES























Hacia una ciudadanía global

Nuestro programa de esta tarde ha estado dedicado a uno de los aspectos claves con respecto a la educación, esto es, la formación de los educadores. En muchas ocasiones, en este programa se ha hecho la pregunta si el profesorado estaba preparado para afrontar algunas cuestiones bien pedagógicas, bien tecnológicas o bien para afrontar las nuevas demandas sociales.
Y en muchas ocasiones se ha visto la necesidad de formación continua para que el profesorado sea capaz de crear estrategias y utilizar recursos en las nuevas situaciones sociales con las que nos encontramos hoy en la escuela para enfrentar al alumnado con una visión global de lo que es hoy nuestro planeta.
Debido a los grandes avances tecnológicos, el mundo, que antes era lo que nos rodeaba y algunas de las ciudades importantes, ahora, sigue siendo igual de pequeño, porque podemos conocer lo que pasa en cualquier parte del mundo, podemos conocer como viven o cual es el tipo de desarrollo en el habitan otros pueblos. Y gracias a ello somos conscientes de que existen grandes diferencias entre estos países, desigualdades e injusticias sociales ante las cuales no podemos quedarnos indiferentes, porque al ser el mundo tan pequeño también nos acaban afectando.
La transmisión de los valores para hacernos ciudadanos del mundo, más críticos y más solidarios ante esta realidad es una de los objetivos que se propone el proyecto de la FAD: Educación para el Desarrollo desde una visión para Ciudadanía Global.
Nuestra invitada Rosa Mª Macarro Carballar, es psicopedagoga y es experta en la FAD (Fundación de Ayuda contra la Drogadicción)

"Si las personas no tenemos una manera de pensar diferente de actuar diferente en nuestro entorno inmediato, no solo con lo que hacemos en relación con otros países, difícilmente va a poder cambiar en algo este mundo. 
También es importante que tengamos en cuenta que esa visión que teníamos antes, bastante eurocéntrica por decirlo de otra manera, que nosotros tenemos mucho que aportar a los otros, también debe de ir cambiando en unas relaciones más horizontales entre las personas y ver como hay personas, estructuras, organizaciones de otros países, que también tienen mucho que enseñarnos a nosotros de los que tenemos mucho que aprender y lo que tenemos que hacer es establecer puentes, vías de comunicación de intercambio de experiencias. Porque en la medida en la que nos acerquemos las personas empezaremos a romper estereotipos sobre quienes somos, cómo nos comportamos, qué podemos aportar unos a otros y empezaremos a entender quienes estamos aquí que somos corresponsables de las situaciones de otras personas en nuestro entorno inmediato y en países más lejanos de cuál es su situación y cómo pueden cambiarla. Pero desde esa perspectiva de vamos a pensar que somos ciudadanos de un mundo y todos tenemos algo que hacer en igualdad de condiciones".


Rosa nos ha ido explicando su desarrollo y la gran aceptación no solo entre el profesorado sino también de personas de la administración pública, lo cual supone grandes expectativas en el cambio de mentalidad y una gran esperanza para un futuro más igualitario.