Escucha NEO FM online

HUERTO-BOTIQUÍN


Cuando hablamos de educar en nuestro programa, lo hacemos con un sentido amplio. No solo hablamos de los  aprendizajes  que se producen  en los centros educativos, sino de todos aquellos que no se encuentran dentro de los currículos escolares, pero que se pueden encontrar en nuestro entorno y pueden ser facilitado por otras personas, organismos, asociaciones etc.
Este es el caso de los amantes de la naturaleza, del descubrimiento de lo natural y del aprovechamiento de los recursos naturales. Son conocimientos que no suelen venir de la escuela, a menos que se tenga la suerte de dar con docentes que les guste y que  acerque a su alumnado a descubrirla mas allá de las imágenes de un libro o pizarra digital; mas allá de lo que se tiene que recordar para un examen. Amar la naturaleza, no se enseña, se transmite.
            Últimamente, han prosperado agrupaciones de especialistas que nos ofrecen esos conocimientos que ellos poseen y que nos pueden ser útiles, sin necesidad de estudiar una carrera o una especialidad.
Esta tarde hemos invitado a un grupo de profesionales que vienen a ofrecernos esa visión de lo natural, partiendo de las hierbas mas humildes que son portadoras de componentes muy beneficiosos para la salud, o pasando por la huerta, fuente de alimentos que pueden incluso transformarse en medicamentos naturales para algunas enfermedades.
-Encarna Águila Sánchez,  licenciada en Geología y Educadora Ambiental.
-Isidoro Pérez Santotoribio, licenciado en Biología y Educador Ambiental
Jorge Ridao Bouloumié, licenciado en Geología y Educador Ambiental
Los tres son integrantes del grupo Natures que ahora se encuentran  implicados en la impartición del  taller  Huerto-Botiquín.
D.D. ¿Cual ha sido vuestro objetivo al crear Natures?
I.P.- Lo que buscamos de una manera esencial es poner de manifiesto nuestra naturaleza más cercana, sin necesidad de irnos al medio natural puro y duro, sino que esa naturaleza nos rodea. En este caso las ciudades son un buen recurso educativo para poder exprimirlas desde ese punto de vista natural. Entre nuestros apartados de formación, le dedicamos un porcentaje muy amplio a estos temas.  Este curso de Huertos escolares, que comentabas, recoge todo eso, el huerto escolares como recurso didáctico, es una forma de poder crear oasis, o rincones verdes, como le llamamos. En las ciudades y en los centros escolares es una posibilidad importantísima para el alumnado. Cuando queremos transmitir protección o respeto por nuestro medio natural, qué mejor que hacerlo desde nuestro propio medio natural, en el centro escolar. 
D.D. ¿Has trabajado este tema en las Granjas Escuelas?
E.A.- En las Granjas Escuelas hay una parte muy importante en contacto con la naturaleza, aparte de otros talleres que se hagan de diferentes temáticas, hay actividades que tienen que ver con los huertos en el suelo y otra con el cuidado de los animales. En los huertos seguíamos unos ciclos de plantaciones y de siembra que había que mantener todo el año, aunque los niños estuvieran allí una semana o sólo un día y además con cultivos rotativos, ecológicos, no había nada artificial, tampoco el abono, o el compost hecho con los restos de comida. Todo es un continuo en las Granjas Escuelas.
D.D. ¿Como organizáis el taller Huerto-Botiquín?
I.P.- En el momento de introducción del taller, damos un breve repaso a la historia de las plantas medicinales como aparecen en nuestras vidas. A continuación  repasamos la historia de los huertos urbanos.  Los analizamos viendo que ya existían experiencias desde la revolución industrial donde se creaban los huertos en ciudades,  hasta llegar a nuestros días; a partir de los años 70 que empiezan a tomar un enfoque muy parecido ahora. 
A partir de estas dos introducciones de  la palabra huerto y la palabra botiquín,  pasamos a ver las especies hortícolas, las que están dentro de nuestro huerto y sobre todo las de temporada, las que podemos ver ahora y qué propiedades tienen. Dentro del grupo de las plantas aromáticas, hacemos una selección y vemos que propiedades tienen. 
Para las plantas hortícolas elaboramos un mini huerto, para que el participante se lo pueda llevar a su casa, donde se trasplanta especies como la cebolla, la coliflor, la lechuga, la acelga.  Esto se lo llevan a casa para que puedan iniciar su propio huerto, hasta el momento en el que crezcan tienen que realizar los correspondientes trasplantes.
De las plantas aromáticas, tenemos una representación en el taller para que puedan tocarlas, olerlas, reconocerlas,  e incluso probarlas. Tenemos lavanda, tomillo, menta, melisa, estevia. De estas plantas tenemos una selección de semillas que el participante se lleva a casa para sembrarlas en primavera. Todo esto lo amenizamos con una infusión de una mezcla de caléndula, melissa y fucus. 
Estas experiencias que fueron antes conocidas y transmitidas de forma natural, son ahora buscadas y requeridas en forma de talleres, pues se ve la necesidad de que estos conocimientos, que facilmente se pueden  encontrar en los programas informaticos,  vuelvan a ser experimentados con nuestros propios sentidos.

No hay comentarios: