Escucha NEO FM online

SOLO POR ENSEÑAR


 “A la memoria de Alberto Rodríguez Sacristán que nunca olvidó las vivencias de su infancia ni la escuela de su padre”.
En programas anteriores hemos recordado a las escuelas de los años cincuenta y sesenta. Esta tarde nos iremos un poco mas atrás en el tiempo para recordar aquellos maestros y maestras que enseñaron a nuestros abuelos o a nuestros padres y madres.
En los primeros años del siglo XX había pocas escuelas en España, insuficientes para la población por lo cual el grado de analfabetismo era muy alto, pero tampoco el nivel pedagógico de los docentes era elevado por lo cual el grado de instrucción de los y las españolas era muy deficiente, sobre todo en las áreas rurales.
Con la llegada de la II República y su intención de conseguir un estado democrático el primer objetivo fue la  Reforma de la Enseñanza para elevar el nivel educativo de los españoles.
Las nuevas leyes se proyectaron para conseguir:
1) Una escuela única, y gratuita para la enseñanza primaria.  La escuela única o unificada desde Infantil a la Universidad, que facilitaría los estudios a todos los que  quisieran seguir estudiando sin más condiciones que la actitud y la vocación.
2) Una enseñanza laica y  mixta. La religión dejó de ser una materia obligatoria y niños y niñas estudiarían juntos.
3) Alfabetizar  sobre todo al mundo rural. Para llevar la cultura a los pueblos más aislados se organizó el Plan de las Misiones Pedagógicas, en las que se implicaron grandes  intelectuales como Lorca. En camionetas se les acercaba a las aldeas y pueblos una biblioteca ambulante, el teatro, el cine, o un museo.
4) A la carrera de Magisterio se le dio titulación universitaria. La formación de los maestros tenía que mejorar, y se les exigió tener completado el bachillerato para entrar en las Escuelas Normales. El maestro se convirtió en una de las personas más cultas de los pueblos.
5) Los inspectores de Educación tenían que hacer cursos de formación para actualizarse. Se crearon las Semanas Pedagógicas y también visitaron países más avanzados para conocer los Sistemas educativos y sus Leyes de Educación.
6) Era una de las pocas profesiones a las que accedía la mujer. Las maestras podían dar clases, aunque lo hicieran en general en sus propias casas.
7) Se introdujeron nuevas materias  educativas como el deporte, la música, el dibujo, artes plásticas y el juego al aire libre.
Todas estas innovaciones tuvieron como soporte la Institución Libre de Enseñanza de donde salieron grandes investigadores, escritores, artistas  y catedráticos, como Ramón y Cajal, Alberto Lista, los Machado, Unamuno...
Pero para poner todas estas ideas en práctica se necesitó de una total  entrega por parte de todos los que estaban implicados. Especialmente de todos los y las maestras que creyeron que la  tarea alfabetizadora y educadora de la sociedad española, fundamentalmente el mundo rural, aun no siendo  nada fácil, era necesaria.
Los invitados que esta tarde nos han acompañado conocieron aquellas antiguas escuelas en las que  la casa del maestro estaba en el piso de arriba.
-         Alberto Rodríguez Sacristán, endocrino, autor de varios libros, novelas y teatro.

-         Jaime Rodríguez Sacristán,  catedrático en psiquiatría infantil por la Universidad de Sevilla, y autor de varios libros de psicología.
- J.RS: La recuerdo (la escuela) con mucho cariño. Con personas con una afectividad y acercamiento y con un sentido de la educación muy personalizado, pensando en el niño que tenían delante y pensando en su futuro que había que transmitirle no solo lo que había que enseñarle, sino lo que había que transmitirle. Tengo muy buen recuerdo de una escuela cuando yo era pequeño, no solo como  por la amplitud, por como lo hacían, por el estilo pedagógico, por la técnica, por los profesores de fuera que invitaban para que nos dieran, por ejemplo, recuerdo sesiones de música, no digo como pequeñas conferencias pero podía considerarse que eran actividades que nos acercaban al mundo que había que conocer. Se le empezaba a dar valor a la gimnasia al aire libre.  En estos años habían recogido el desarrollo de una pedagogía que en España tuvo momentos de extraordinaria transcendencia.
- A.RS: “En aquellos tiempos el maestro cuando iba a un pueblo, era el único vínculo de cultura, de civilización entre el resto del mundo y el pueblo, porque la gente en aquella época no leía el periódico, los únicos que lo leían eran los dos riquillos del pueblo. La cultura y la civilización las llevaba  el maestro al pueblo. El maestro era un personaje  reverenciado. Cuando he vuelto al pueblo, muchos de los alumnos de mi padre me hablaban de él como la persona  que les había puesto en la esfera de la cultura y les había permitido tener un trabajo, una profesión y sobre todo les había enseñado a pensar. La labor del maestro era extraordinaria y como tal era considerado en la sociedad. Esa diferencia entre los pueblos aislados y la capital o ciudades importantes, ese abismo lo cubría el maestro. Eso no se comprende hoy porque cuando tú estás viendo ahora  un programa de televisión, que lo mismo lo están viendo en Barcelona o en Burgos, en Soria o en rincón más escondido, toda España está viendo el programa y saben quien es el personaje. En aquella época nadie conocía a los políticos”.
Debido a esa entrega e ilusión  en esta  trascendente labor, los maestros constituyeron uno de los grupos de personas a  los que  se persiguió  cuando el gobierno que los había impulsado, fue víctima de un golpe de estado.
Con los comentarios de estos amigos hemos puesto nuestro modesto homenaje a aquellos y aquellas maestras que creyeron que su profesión tenía una función transformadora de la sociedad y  vieron truncada  su carrera y su labor en manos de los enemigos del conocimiento y la razón,  simplemente por enseñar. 

No hay comentarios: