Escucha NEO FM online

MANIFIESTO POR LA EDUCACIÓN

Con el alboroto que la política de nuestro país está armando, es fácil que entre grupos de amigos y amigas se escuchen algunas voces en las que se habla sobre corrupción, separación, pobreza, injusticia, o destrucción. Por otro lado, en los medios de comunicación  escuchamos a los políticos con críticas hacia los contrarios, y con promesas contra, la pobreza, el paro, los recortes en sanidad y educación.
¿Será posible que la educación, y no solo uno de sus aspectos, entre a formar parte de las conversaciones enfrentadas de los políticos? ¿Será posible que entre las conversaciones del profesorado salga  el tema de como se entiende la educación? Cuando aparecen los recortes y no llegan a los centros los compañeros necesarios, o no llega la paga extra, se convierten en temas puntuales que actúan como resortes que interesan a todas y todos.
¿Pero, qué otros aspectos, no económicos, pueden ser importantes para la mejora de la calidad educativa?
Es posible que en poco tiempo tengamos nuevos cambios en la Ley de Educación. ¿Como se puede conseguir un entendimiento de todos los partidos para que ésta sea mas duradera? ¿Alguien se plantea que la Educación de un país tiene que ser mas importante que la propia  Ley de Educación? ¿Qué están pensando los candidatos que se debería cambiar para mejorar la educación? 
Algunas voces se alzan en estos momentos para la esperanza con la ilusión de que algo pueda cambiar. Y es que mucho tiene que cambiar.
El conocimiento de la realidad de la escuela, con todos sus integrantes, el conocimiento técnico de la administración pública y el conocimiento científico de los nuevos modelos de aprendizaje para el siglo XXI, son los tres puntos de partida del Manifiesto por la Educación que la Asociación Redes nos ha presentado esta tarde. En él se analizan aquellos puntos que definen la educación española de hoy  y los efectos que producen en el profesorado y por ende en la calidad de Enseñanza.
Invitados:
Juan Escabias, jefe de estudios del CEIP Ignacio Sánchez Mejías de Sevilla, miembro de Redes.
Andrés García, profesor jubilado de Lengua Inglesa, miembro de Redes 
Pedro García Ballesteros, inspector y miembro de Redes, co-autor del Manifiesto por la Educación.

A.G: - La jubilación te da distancia. Te  exime de las obligaciones diarias, un horario, grupos a los que atender, conflictos con los compañeros, con padres, con los alumnos, o con uno mismo.  En ese sentido Redes ha sido un foro que ha venido como el aceite a las espinacas. El panorama educativo estaba  falto de un foro donde los actores de la educación pudieran intercambiar experiencias, reflexionar sobre su práctica, leer y comentar lo que se lee e impulsar buenas prácticas educativas; eso es lo que ha sido Redes, en una relación entre iguales. Yo siempre que hablo de Redes, creo que es éste es el principal valor que tiene. 
Con motivo de las elecciones generales, Redes convocó a los partidos políticos y desde mi punto de vista fue un acto lamentable. Allí no solo fue gente a  hablar de algo que no sabía sino que además hubo un representante de un partido mayoritario, que se permitía  dar lecciones sobre como había que hacer las cosas sin preguntar para nada a los profesionales.
J.E: - El modelo de dirección escolar. Es una estructura burocratizada en la que son auténticos perros de presa de la delegación. La dirección ha sustituido a la inspección educativa. Es un señor o señora que es la última  línea que viene de la Ronda del Tamarguillo (Sevilla). No veo bien a esa dirección  así estructurada, porque cuantos menos problemas se le planteen, pues mejor. Problemas, que en el día a día, por ejemplo, está en la sustitución de los maestros y maestras que enferman. Hay que esperar diez días para pedirlos, y después, el tiempo que tarden en la disponibilidad de personal para sustituir. Yo recuerdo cuando iban  madres a la delegación  para protestar porque faltaban tal o cual maestro. Hoy en día eso es “vade retro satanás”. Es  imposible mandar allí alguna madre.    La escusa es: esto tienen ustedes que resolverlo con la carga horaria. Esto significa que los maestros generalistas en los que (en sus clases) entran maestros especialistas, son los que sustituyen. En vez de dedicarse al apoyo o a elaborar documentación, yo tengo la experiencia que esa carga horaria siempre se ha dedicado a sustituir.
 P.G: - Nosotros tenemos un plan de actividad durante el año  que son las tertulias educativas, que están abiertas a amigos de Redes y a cualquier interesado. Hicimos una serie de tertulias en el CEIP San Pablo, del Polígono San Pablo, sobre un texto de Juan Batalloso: Los maestros del siglo XXI. El había hecho un texto sobre la identidad de los maestros que harían falta para la  nueva sociedad y los nuevos paradigmas de conocimiento del siglo XXI.  De esas tertulias, con todas las reflexiones que habían surgido allí, lo que hicimos fue sistematizarlas, escribirlas, ordenarlas, y surgió la idea de  convertirlas en un manifiesto. Un manifiesto que per-seguía tres ideas: 1) Intentar que el tema educativo fuera un tema de debate en la sociedad civil. Es un tema lo suficientemente importante como para dejarlo sólo en manos de los políticos. Tiene que hablar la sociedad civil. 2) Los temas educativos hay que abordarlos sistémicamente. No solo es un problema de un solo aspecto, (…) y más en un sistema educativo tan viejo como el nuestro que tiene ya  tendencias y problemas muy resistentes. La escuela es muy difícil de cambiar; junto con la iglesia son las dos instituciones más rocosas que existen y por eso hace falta abordarlo desde todos los puntos de vista. Y por último, (3) ¡cuidado con los pactos educativos entre partidos! Se pactan contenidos y programas, si no es mejor que no haya pactos.
Hemos intentado sacar algunas de los comentarios mas interesantes, aunque hemos tenido que dejar otros que no lo fueron menos. Un programa sin desperdicio. Gracias por aportar vuestro esfuerzo a mejorar la Educación de nuestro país y nuestra región.

No hay comentarios: