Este es uno de nuestros programas

VOLVER A ESTUDIAR



¿Cuántos de nuestras  y nuestros oyentes han oído decir, o han dicho de ellos mismos?  “Yo no tenía que haber dejado de estudiar” ó  “A mi me hubiera gustado haber estudiado un idioma, ó “Si hubiera  tenido la oportunidad de seguir mis estudios no tendría este trabajo ahora”.  Seguramente muchos.
            Estas frases nos muestran algunas añoranzas acerca de un tiempo que pasó sin estudios, sin conseguir el título soñado, sin acceder a los conocimientos necesarios para un trabajo… Son pensamientos que implican haber tomado la decisión de dejar de estudiar, generalmente  en un momento de la adolescencia, y cuyas causas o motivaciones en su momento fueron lo suficientemente fuertes para convencernos de dejar de hacerlo.
            Sin embargo, pasado un tiempo, existe la posibilidad de tomar otro tren, con una nueva mochila, con nuevas motivaciones, con otros horarios, con otras personas y condiciones, ese otro tren que nos puede llevar a terminar lo empezado y alcanzar la meta, a cumplir nuestro objetivo de mejorar el presente, y en definitiva  conseguir nuestro sueño.
            ¿Cuánto tiempo tarda en llegar ese otro tren?
            Cada persona tiene el suyo personalizado, generalmente cuando pasamos de niño a adulto, cuando dejamos de depender de nuestros padres y tomamos nuestras propias decisiones y lo más importante: cuando la motivación sale de nuestro interior con fuerza para superar las dificultades.
            Esta tarde abrimos la puerta a viajeros del segundo tren.
-          Pepe Báez Vázquez, Director del IES Velázquez de Sevilla
-          Jerónimo Borque Martín, Jefe de Estudios de Enseñanzas para personas adultas del Instituto Velázquez de Sevilla
-          Elia Carrasco González, alumna de IES Velázquez.
-          Israel Bastos Aliaga, alumno del IES Velázquez
J.B. –“Yo no diría que es un alumnado más fácil o más difícil sino simplemente diferente. Es decir, los retos son otros y el profesorado tiene que adaptarse a este alumnado y  un profesor que ya ha trabajado en adultos dispone de más herramientas de más recursos y de más  experiencia para atender mejor a este tipo de alumnado”
P.B.- “El fracaso no debería de existir, el fracaso viene cuando uno se frustra; cuando me planteo un objetivo que es como darme contra un muro, entonces me frustro. Ahora, si voy picando poquito a poco el muro, con paciencia, entonces no entra la frustración. Estamos tratando de trabajar mucho ese tema. Si te planteas prepararte doce asignatura es muy probable que te des un chocazo y va a venir la frustración y el abandono.  Si tú te planteas dos asignaturas lo normal es sentirse bien porque vas a conseguir tu meta personal”.
E.C. –“Empecé la EFA de que tiene cuatro ámbitos. No tengo palabras para describir la ayuda y el apoyo y el trabajo que tiene todo el profesorado para nosotros. Después decidí hacer el Bachillerato. Voy muy lenta, asignatura a asignatura pero con mucha ilusión y me gusta muchísimo”.
I.B. –“Un tío mío se sacó el bachillerato de Adulto en Constantina y me animó muchísimo. Me matriculé hace tres años y la verdad es que está muy bien. El horario de tarde para un chaval de mi edad, los amigos por la mañana están estudiando o trabajando y por la tarde estás estudiando. Es un sacrificio que es bastante factible para lo que es tu futuro Estoy muy contento.”
“Hasta los que más saben aprenden de los que menos saben” Israel Bastos

No hay comentarios: