Este es uno de nuestros programas

Inspiring girls


Conmemorando el día de La Niña, la mujer y la Ciencia, la Fundación Inspiring girls, junto con el CSIC y el Museo Casa de las Ciencia, ha celebrado en la Casa de la Ciencia de Sevilla un encuentro entre alumnas de institutos sevillanos y mujeres científicas, en un formato speed networking, en el que de forma cercana y en pequeños grupos han podido hablar de sus expectativas de futuro y también han podido escuchar las experiencias de las mujeres, biólogas, ingenieras, ó matemáticas que cuando estudiaron optaron por una carrera de Ciencias, hallándose ahora en grupos de investigación.
            La idea de este encuentro ha sido ofrecer modelos femeninos a las chicas, de forma que visibilicen la posibilidad, de más adelante, elegir una carrera de Ciencias si es lo que les gusta y de forma general fomentar la autoestima de las chicas ante los retos.
            ¿Es necesario que existan estas actividades? ¿Realmente a las chicas no se les ofrecen modelos femeninos que le inspiren expectativas de futuro relacionadas con la Ciencia?
            Este es el tema que hemos traído a nuestros oyentes de esta tarde, en el que escucharemos voces con mucha experiencia.
Marta Pérez Dorao, presidenta de la Fundación Inspiring Girls
María Ballesteros, alumna de 3º de ESO   en el Instituto Miguel de Cervantes de Sevilla
Claudia García, alumna de 3º de ESO en el Instituto Miguel de Cervantes de Sevilla.
Mari Luz Montesinos, Bióloga trabaja en la Facultad de Medicina Investigadora del IBIS de Sevilla
Irene García Fernández,  Bióloga, Investigadora Distinguida del CSIC.
M.P. –“La Fundación Inspiring girl se origina en el Reino Unido y se está extendiendo por todo el mundo. Lo que hacemos es aumentar las expectativas profesionales de las niñas e inspirarlas para que apunten alto, en la profesión que ellas elijan. Se trata de que se superen estereotipos y etiquetas que la sociedad muchas veces pone, diciendo que una cosa es de hombres o es de mujer o que eso no es de niñas, para que las niñas realmente hagan lo que quieran. Pero para hacer lo que quieran necesitan conocer,  y nosotros hacemos que conozcan todas las salidas profesionales  a través de mujeres que ya las ejercen. Es decir lo que hacemos es poner en contacto mujeres profesionales con niñas para que les sirvan de modelos, de referencias, y así las niñas conozcan toda la gran variedad de salidas profesionales, carreras o trabajos que existen, y que  elijan con conocimiento de causa”.
C.G. –“Casi todas las (científicas) que nos han hablado nos han dicho que si queremos estudiar algo que no te decantes por lo que te digan de que tiene más salida, o que algo es mejor porque encuentras más trabajo, sino por lo que de verdad te gusta porque si vas a estar dedicándote a eso toda tu vida, pues mejor es hacer algo que te guste que no estar aburrida en algún sitio”.
M.B. –“Yo no sabía si escoger Letras o Ciencias, porque las matemáticas no se me dan muy bien. A mí me gustaría ser veterinaria y tengo que estudiar Ciencias. También había pensado en Filología inglesa pero ahora lo tengo más claro. A partir de ahora creo que si me esfuerzo lo puedo conseguir”.
M.L.M. –“Yo lo noto en los grupos de niños y niñas con los que hablo o les doy charlas cuando son pequeños, se ve la ilusión por aprender, llamadme idealista. Y a estas edades más avanzadas veo mucho stress, mucha preocupación de no sé todavía que quiero hacer con mi vida, o ¿qué pasa si elijo un tipo de formación que luego no encuentre trabajo? Yo veo estas generaciones de 15, 16 ó 17 años con mucha angustia, mucha preocupación por el futuro. A mí me llama la atención, porque difiere de la que yo tenía a esa edad.
Muchas de las cosas de las que le he hablado ha sido  de ésto, que tienen que intentar quitarse esa presión, no preocuparte tanto por el futuro, vivir el presente y hacer siempre algo que te guste, sea lo que sea, no hace falta tener vocación”
I.G.F. –“A priori, las chicas y los chicos van en igualdad de condiciones hacia unos estudios u otros, pero con el tiempo muchas chicas se desaniman o pierden el interés porque no tienen esos referentes femeninos en las ciencias. Lo hemos estado hablando durante esta actividad que la mayoría de las personas que hacen ciencia en los libros de texto son hombres. Esto no se hará con ninguna mala intención probablemente, pero el caso es que ésto es así y que uno constata que hay menos chicas en general en las carreras científicas y sobre todo técnicas y tecnológicas e ingeniería. Hay claramente menos chicas que chicos. ¿Por qué razón? Es complejo pero una de las razones debe ser la falta de referentes femeninos en esas áreas”.

No hay comentarios: