Este es uno de nuestros programas

Coralson



Se nos pasa el curso escolar, pero nos resistimos a marchar. Después de un curso donde hemos disfrutado de la presencia de muchas y muchos invitados que nos han enseñado mucho sobre la educación en todos los ámbitos posibles, poniendo el listón de calidad de este programa en un nivel muy alto, no  tenemos más remedio  que poner un broche  a esa misma altura.
            No se nos ocurre nada mejor que la música nos ayude a darle todo el color, toda la alegría y toda la marcha con las voces de los niños y niñas de la agrupación Coralson.
            Las agrupaciones musicales  que cantan tienen una serie de características que la hacen sumamente atractivas. No necesitan un aprendizaje teórico, son fáciles, agrupan y cohesionan al grupo que canta unido, los hace sentirse útiles y capaces de asumir los retos.
            Hoy se dan muchas de estas agrupaciones entre escuelas o centros por todas estas ventajas y sobre todo porque gracias a una excelente dirección musical los resultados son mas que notables. Da gusto escuchar estas voces infantiles cantando temas dedicados a su mundo y elevando sus voces para que tengamos un mejor cuidado del planeta que ellos recibirán.
            Esta tarde nos acompaña la agrupación Coralson.
-          Pasión Benítez, Coordinadora de la Asociación Pasión por la Música.
-          Pablo Cervantes, compositor de la música de la obra.
-          Arancha Sánchez profesora  Educ. Artística del  Colegio de Ntra Sra de la Compasión de Dos Hermanas, en Sevilla.
-          Ana Rubio, profesora del Colegio Ermelinda Nuñez de Alcalá de Guadaira
Y los alumnos
-          Claudia Verdú, 4º  del Colegio Ntra Sra de la Compasión.
-          Mario Gandullo, 6º
-          Alejandro Piñero, 6º
-          Carmen García, 4º
-          Elisa y Martina Rubiño del Colegio Ermelinda Nuñez
P.B. –“El proyecto se llama ahora Coralson y es 100% andaluz, incluyendo las obras que son de compositores andaluces. Queremos enseñar en esta nueva fase a los niños y niñas y toda la gente que nos escucha, en general, que sepan que en Andalucía tenemos artistas compositores, guionistas y de todo; no tenemos que salir para encontrar talento. En esta nueva fase nos dedicamos a defender y promocionar ese talento que existe.
            Hemos aprendido mucho con ellos (Con Cantania) y ellos también con nosotros porque ellos anteriormente nunca habían compuesto para coros, que es una especialidad muy concreta, y para ello han tenido la colaboración de nuestros directores musicales, Enrique Iglesias y Antonio Hernández, que han estado trabajando  juntos para que la obra se pudiera ajustar a las necesidades del proyecto.
            Es un proyecto en el que participan grandes coros en los teatros más importantes de Andalucía, acompañados de una orquesta profesional, la Orquesta  de Cámara Bética de Sevilla, y grandes solistas, liricos, de jazz de un alto nivel y ponemos esta calidad al servicio de los niños, para que ellos se sientan importantes y especiales.
            Es un proyecto integrador, inclusivo, abierto, niños de toda capacidad, eso es lo bonito, ver a todos los niños juntos, de toda condición, y creando una gran hermandad musical.
P.C. –“Yo necesitaba la letra, y me iban surgiendo melodías, y con esa creación melodías que se van distribuyendo en una métrica, unos versos y unos estribillos, también Carmen Pombero tenía que ajustarse a repetir algunas partes, e iba ajustando las letras. Yo necesitaba en primer lugar las letras.
            El saber que lo cantan niños me ha dado empuje, ilusión  y de motivación aunque siempre me tomo mis proyectos muy profesionalmente. Respecto a que tuvieran que ser mas fáciles, no, porque en Coralson se persigue y hemos hecho todo lo posible porque la música y el texto sean elaborados, sin miedo a que los niños no fuesen capaces de interpretarlo, sino que fuésemos valientes y apostásemos por todo tipo de  música que nos viniesen”.
A.S. –“Es un proyecto que está hecho con mucho cariño, con un trasfondo y unos valores excepcionales que nosotros creemos que es muy conmovedor y que no solamente aporta a los niños una visión musical de trabajo de voces o de música, sino que también los estimula a seguir unos valores mostrarse tal y como son y nos parece un proyecto fantástico.
Es un proyecto interciclo, a los niños les permite conocerse unos a otros,  cuando algunos tienen una dificultad los mayores les ayudan, se crea un ambiente muy bueno y una amistad muy solida a través de la música”.
A.R. – “Es el sexto año en el que participamos. Soy reincidente porque es un proyecto que merece la pena.”
Nuestros y nuestras invitadas nos han regalado este final de curso musical. Nos despedimos con este mensaje:
Este verano,
Para la piscina, para el parque,
para el campo,
para la playa, y las familias,
La educación lo es todo.

No hay comentarios: