Este es uno de nuestros programas

I Jornadas de la Enseñanzas de las Ciencias en Sevilla :EXPLORACIÓN E INDAGACIÓN EN EL AULA

Cuando los pequeños abren los cajones para ver qué es lo que hay y qué se puede hacer con ello, cuando en el baño les gusta salpicar de agua, o llenar cuencos para vaciarlos, o aprietan la esponja para sacar el agua, están explorando. Están indagando sobre lo que sucede, y cuando mezclan la plastilina o los lápices de colores, quieren saber qué es lo que pasa. Cuando soplan a través de un tubo, o sobre las hojas secas de los árboles van descubriendo la textura, la absorción, el peso, la fuerza.
A veces nos hacen preguntas sobre cosas que no sabemos responder, sobre las estrellas, sobre la lluvia, sobre el calor. Ellos y ellas se interesan en saber, tienen curiosidad. Y podrían estar un buen rato dando vueltas y vueltas a una rueda poniéndole diferentes objetos para frenarla. Investigan de forma natural.
¿Por qué llega un momento en el que ya no se interesan? Les hemos cortado la curiosidad. No tienen que indagar ellos sobre cosas que no sirven, solo tienen que atender a lo que su maestra o maestro les diga que vayan haciendo. Pero esto tiene un problema: lo que su maestro les dice que hagan viene en un libro y no es algo que le provoque curiosidad.
¿Sirve la curiosidad para los niños y niñas para aprender o es una molestia para los adultos?
¿Están organizadas las aulas para provocar el interés en los pequeños por explorar?
¿Cómo podemos facilitarles la exploración de su mundo?

¿Cómo podemos abrirles la puerta hacia la indagación?

Nuestros invitados han sido:
- Mark A. Hunt Ortiz, decano del Colegio de Licenciados de Sevilla y Huelva.

- Moisés María Roiz Lafuente, director de CaixaForum

- Josep Corominas Viñas, es licenciado en ciencias químicas por la Universidad de Barcelona, ha sido profesor de Física y Química en la Escuela Pía de Sitges. Premio Salvador Senent: "Viaje químico a las atmósferas de los planetas del sistema solar. Una propuesta de aprendizaje contextualizado de la Ciencia"
- Francisco Lopez Moreno, profesor del IES Príncipe de Asturias de Sevilla.
- Constancio Aguirre, profesor de la facultad de Ciencias de Cuenca
M.M. R. – “Cuando empezamos Caixaforum hace diez meses, uno de nuestros retos fue ayudar en el entorno en el que abrimos nuestras nuevas puertas, esa nueva puerta a la cultura, ayudar a que ese entorno también tuviera más oportunidades  al desarrollo. (...) Nosotros pretendemos crear una sociedad mejor y más justa dando más oportunidades a las personas. Esa misión la llevamos a todas las acciones que hacemos, y, dónde mejor dar oportunidades que desde la educación, en esos primeros momentos de estímulo al desarrollo. Por eso para nosotros es un placer trabajar con este equipo de profesionales  y con todos los docentes para seguir creciendo en ese desarrollo de la enseñanza de las Ciencias”.

F. L. –“La propuesta es trabajar en torno a problemas socioambientales relevantes, porque el libro ya sabemos como funciona y el papel del profesor cúal es que suele ser normalmente pues un tema, después otro tema, de forma inconexa, pasa por una materia, entonces la organización en torno a problemas vimos que en la zona en la que trabajamos, Torreblanca, era necesaria. Un determinado modelo tradicional, con todas sus carencias, en una zona socialmente favorecida, las familias suelen compensar esa deficiencia porque un entorno cultural le ayuda con las tareas, con los deberes, si tiene alguna duda se la expone al profesor, y el alumnado de alguna forma, le interese o no, en ese entorno suele continuar sus estudios; en la zona en la que estamos, tenemos que plantear un modelo alternativo  ya que las familias no pueden colaborar porque con ellos tampoco colaboraron, el entorno cultural es bajo y entonces lo que ocurra tiene que ocurrir en el aula. El milagro se tiene que producir ahí”. 
C.A. - “El nuevo profesorado cuando llega a los centros se encuentran con que los profesores de los centros a los que van ya tienen unas rutinas preestablecidas. A veces es difícil que ellos puedan romper con esas rutinas, primero porque son nuevos y tienen miedo a romper o a enfrentarse con sus compañeros más antiguos que están ya en su zona de confort. Últimamente se ha pensado que simplemente poniendo ordenadores o tabletas o pizarras digitales se supone que se han modernizado y no es solamente el hecho de los recursos tecnológicos que se tengan sino también el uso de una metodología participativa que involucre más a la relación alumno < >profesor y entre los mismos alumnos”.
M.A. H. –“Uno de los fines del Colegio profesional es la formación de los colegiados y es una línea de actuación permanente a través de estas jornadas y de otras muchas que organizamos cada año. En este Colegio de Sevilla y en todos los de España.
Yo soy docente y sé de la importancia de la formación continua y la importancia de ser consciente de que hay que probar cosas, hay que estudiar para saber enseñar. Yo creo que estas Jornadas, quizás con un poco de más tiempo para poder convencer a todo el profesorado hubiera sido importante”.
J.C. –“He colaborado mucho con los profesores de Infantil y Primaria, no solo en mi escuela sino también en cursos de formación y hemos detectado que existe  una doble manera de pensar del estudiante: Una cosa es el mundo real que existe de la calle, de su casa, de los juegos… y la otra es el mundo, que parece una cosa extraña, que se produce en el aula, donde normalmente no hay una conexión entre una cosa y otra. El interés de la mayor parte de lo que yo he trabajado consistía en realizar esa conexión entre estos dos aspectos de los intereses de los estudiantes”.  
Un programa riquísimo por la variedad y la validez de todos los que han participado desde sus vivencias. Ponemos el broche uniendo dos de las muchas frases valiosas:
                 Hay que hacerles atractivo y útil su aprendizaje para construir una sociedad mejor






No hay comentarios: