Este es nuestro nuevo libro: "Abriendo Puertas"

Este es uno de nuestros programas

Desmonta tu lado hater


 

Escuchamos con bastante frecuencia comentarios negativos acerca de algunos colectivos que se encuentran cercanos a nosotros, y que no sabemos responder en esos momentos pero que tienen en algunos casos consecuencias graves.

¿Cómo y dónde se generan esos comentarios que acaban siendo admitidos por mucha gente sin saber si tienen alguna base real?

En tiempos anteriores al desarrollo de las Nuevas Tecnologías, existían algunos lugares que ofrecían esa posibilidad de chismorrear, acusar o generar sospechas sobre una persona una familia o un barrio. Esos lugares en los pueblos eran los lavaderos públicos, en las ciudades, los patios de vecinos o los mentideros. Son lugares donde se expresan opiniones sin que sean demostrables pero que consiguen ser a su vez transmitidas a otras personas. De esta forma se crean discursos de rechazo a colectivos como podrían ser los gitanos, los transexuales, o los que llegan de fuera.

El dominio mundial de Internet y el uso de las redes sociales ha supuesto un avance sin control de estos mentideros digitales. No existe la comprobación de las noticias, no existe control de la expansión que va a tener. 

Los centros educativos se sitúan en uno de esos lugares donde el discurso del odio puede comenzar y es también el lugar donde empezar a educar en la aceptación de la diversidad, la empatía y el pensamiento crítico

Esta tarde en Puerta Abierta hablamos de la prevención del discurso de odio.

Invitada: Rosa Macarro Carballar, Psicopedagoga, Técnica en la Organización Bosco Global.

 

“Hay un gran debate social sobre qué son los discursos de odio. La definición que yo mas compartiría es una de la Comisión Europea que habla de todos esos mensajes que tienen que ver con la minusvaloración e infravaloración de determinadas personas y colectivos y hace un detalle en esa definición, a diferencia de otras, que habla de una lista  de colectivos de personas migrantes, por razones de xenofobia, por orientación sexual, por razón de edad y luego añade: y esta es una lista no exhaustiva de causas; y digo es elemento diferenciador del discurso del odio porque hay personas y entidades que dicen que los discursos de odio solo se producen cuando se dan a colectivos que históricamente han sido víctimas de estos discursos, por ejemplo la población gitana o la población judía.

Durante el confinamiento de la pandemia hubo personas a las que se les llamó rata contagiosa. Para mí esto es un discurso de odio porque es un mensaje contra una persona por el hecho de formar parte de un colectivo, en este caso el sanitario. El miedo hace que la gente reaccione de esta manera.

Los discursos de odio son funcionales, es decir, sirven para algo y sirven para poner en un espacio de menor valor a una persona o a algún colectivo. ¿Por qué se hace? Puede tener que ver con la autoestima de cada cual; si tienes una baja autoestima y te ves infravalorado en relación con otros, ¿qué haces? Pues lo atacas para defenderte. Pero no es el único espacio, pensemos en elementos que tienen que ver con la polarización política se utiliza el mensaje de odio que están teniendo miedo a cuál es su espacio de seguridad. Si yo amenazo con lo que tiene que ver con tus necesidades básicas es muy probable que tú te opongas a otro grupo.

Entonces hay mucha gente que no lo hace por tener baja autoestima sino que lo hace por miedo, que tiene que ver con la defensa de su territorio, su familia o sus bienes. En ese sentido mucha gente que habla mal de la población migrante no es una cuestión de baja autoestima, es una cuestión de que tienen miedo a perder estatus, a perder privilegios, a que vengan a ocupar el sitio que tú estabas ocupando y eso tiene que ver con el miedo”. (R. Macarro)

ALTAS CAPACIDADES


 

Muchos de los temas que traemos a Puerta abierta nos lo sugiere la propia actualidad, nosotros lo entendemos como educativo y lo ponemos a disposición de los oyentes.

Otras veces son personas afectadas por una situación dentro de los centros educativos las que nos brindan la ocasión de sacarlos al exterior para conocer las causas o las posibles soluciones.

En otras muchas ocasiones los temas de los que hablamos están directamente relacionados con la educación y la escuela y por ello es ineludible abrirles la puerta de este programa una, dos, o todas las veces que se necesite.  Es el caso del alumnado con AACC.  Este alumnado no es tan fácil de reconocer como el alumnado con algún tipo de discapacidad. Es por eso que son necesarios muchos  cursos de formación, encuentros, literatura o programas de radio para estar atentos a los rasgos que pueden evidenciar esas altas capacidades y permitir hacer  programaciones adaptadas ellos.

¿Es una suerte nacer con AACC? ¿Es un problema en los centros educativos? ¿Qué número de alumnos/as se nos escapa sin que lo sepamos? ¿Pueden ellos reconocer esa condición especial?

¿Qué puede hacer la escuela o las administraciones educativas para no desaprovechar el talento o las capacidades intelectuales de tantos niños y niñas?

En nuestro programa,  puerta abierta a las Altas Capacidades con estas invitadas e invitado:

-          Guiomar García Fernández,  maestra de Primaria en el Colegio Calderón de la Barca de Sevilla.

-          Teresa Fernández Reyes, Directora del Centro CADIS.

-          Alberto Flaño, presidente de la Fundación Avanza.

“A partir de los cuatro años se puede empezar a valorar perfectamente. Cuando son pequeñitos, vienen por la inquietud de la familia porque ve que el niño hace cosas, en referencia con lo que tiene alrededor, va más rápido, tiene más precocidad y el aprendizaje es a mayor velocidad.

Cuando empiezan en la etapa educativa hay muchos que vienen derivados por los centros educativos o sigue siendo una inquietud de la familia, porque a lo mejor en el centro educativo no se haya detectado.

En la adolescencia, el motivo de consulta es: En Primaria iba muy bien, no tenía dificultades, iba sacando buenas notas y de repente el niño ha empezado a fracasar, a venirse abajo con las notas, a desmotivarse… Ahí tenemos un problema y es que atribuimos ese fracaso al alumno: Es que se ha vuelto un flojo, ha vivido de la renta… Con los niños en Primaria es que con muy poco esfuerzo  tienen un rendimiento brillante. Cuando llegan a Secundaria y te tienes que esforzar, viendo la dificultad académica, no es que el niño no tenga capacidad, lo que no tiene son herramientas para hacer uso de esa capacidad”. (T. Fernández)

“Lo que me sorprende muchas veces de los adultos es que asociamos las AACC con la ciencia infusa y a estos niños entonces no les hace falta nada porque lo aprenden todo. Hay varios tipos de aburrimiento. No es lo mismo estar estresado y querer irte a la playa a  aburrirte en la arena, a que estés en una conferencia y ves que es un tostón y te quieras ir, pero hemos puesto un policía en la puerta que no te deja salir. Primero tienes un problema con el policía, y después ves que es más fuerte y te tienes que quedar allí. Entonces entras en un aburrimiento apático, inducido  y este aburrimiento crea problemas psicológicos, y este es el aburrimiento que inducimos a los niños con AACC todos los días durante más de seis horas. Son niños a los que los problemas se los creamos los adultos”. (A. Flaño)

“No queremos que entre en una adolescencia sin saber qué es lo que le pasa. Necesita saber que tiene AACC. Hay mil recursos para explicar a los padres, recomiendo libros para que sepan de qué se está tratando y puedan dar respuesta a sus hijos. Pero cuando un padre dice: – No, le va bien así – Si no está diagnosticado ese niño, los padres no pueden exigir  medidas para enriquecer las asignaturas. Los padres tienen que tener algo oficial para poder exigir que se le apliquen las medidas” (G. García)