Este es uno de nuestros programas

TRASTORNO DE TDAH




Hoy dedicamos nuestro programa a dos hipotéticos niños,  Pedro y  Julia serán  nuestros protagonistas de hoy.
Pedro, desde pequeño ha sido inquieto, muy movido. Coge un juguete y después de toquetearlo lo suelta y coge otro y así con todos los que se le ofrezca.  Le cuesta coger el sueño aunque esté cansado.
En la clase, no para de hablar, se levanta continuamente para  decir algo al profesor a los compañeros, en el recreo no deja jugar a los compañeros porque le atrae lo que están haciendo pero los interrumpe para tratar de hacerlo igual, como no lo consigue abandona el juego. A veces pasa por encima de los compañeros sin darle la menor importancia. Escucha las instrucciones de su maestro pero no las retiene.
Julia está en cuarto de primaria, le cuesta trabajo estar mucho tiempo escuchando alguna explicación. No se ha enterado bien de la explicación y tiene dificultades para hacer la tarea después.
Se le olvida anotar las tareas de casa, y a menudo no sabe donde dejó la agenda.
Cuando empieza un trabajo, a veces lo deja sin terminar. Su maestro dice que no está atenta y por eso no avanza lo que debiera.
Julia y Pedro podrían tener un trastorno que les dificulta su aprendizaje y su socialización. Ellos tienen algunos de los síntomas que pueden definir el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad.
En este programa hemos tenido de invitados a
-          Hipólito Macías Pichardo, psicólogo de ANFATHI. Experto en Mindfulness.
-          Marta González, madre de un niño con trastorno del TDAH, vocal de Anfathi y profesora.
H.M. – “… Dentro del TDAH hay tres tipos: el tipo inatento, donde predomina el déficit de atención, otro tipo es el hiperactivo impulsivo, donde no hay déficit de atención y luego hay el combinado, que es el que engloba los tres síntomas claves: la hiperactividad, la inatención y la impulsividad”
“La edad (para poder observarlo) sería a partir de los seis años que es cuando se le empieza a exigir un esfuerzo académico, porque antes puede estar enmascarado con el propio desarrollo, aunque es verdad que hay niños a los que se les diagnostica con 4 o 5 años, porque es que son de libro. Cumplen todas las sintomatologías al cien por cien. Los del tipo inatento son mas complicados de diagnosticar porque no tienen comportamientos disruptivos, entonces, al no molestar, al portarse bien, no se les presta la atención debida y pasan desapercibidos”.
            M. G. – “Antes era, estudia, estudia, estudia, ni ordenador ni nada, y los exámenes eran cinco temas, y los cinco iban para delante, y un día solo para todos los exámenes, pero no había otra cosa. Quizás los de mayor poder adquisitivo iban a clase de algún instrumento, o de algún deporte. Pero yo creo que ha cambiado mucho la enseñanza, ha ganado y se sigue investigando mucho, pero creo que al alargar el Sistema  Educativo obligatorio un niño (con este problema) que antes con doce o trece años ya sabía que iba a terminar, o incluso salías antes y podías estudiar otra cosa y te enseñaban un oficio. Y ahora tienes que alargarlo hasta los dieciséis y si has repetido hasta los dieciocho años” 
El trastorno de Deficit de atencion e hiperactividad, está en nuestros centros con bastante frecuencia, la preparación del profesorado para reconocerlo, puede adelantar su apoyo y tratamiento.