Este es uno de nuestros programas

ACOGIDAS




En nuestro programa de hoy hemos intentado acercar a todos nuestros oyentes a una realidad social con la que convivimos, pero de la que quizás ignoramos mucho y como ya sabemos, conocer es comprender.
          Hoy día no nos extrañamos de ver en nuestras calles a gente de todos los tonos de piel ni nos sorprende escuchar lenguas que no entendemos en los autobuses.
          Estas personas no vinieron con una beca de estudios, ni por un traslado de su empresa, ni para encontrar una pareja, una gran mayoría salieron de sus países sin saber a donde iban a llegar y se quedaron aquí. No nos eligieron por bonitos ni por buenos, solo se quedaron en nuestro pueblo o en nuestra ciudad porque creyeron vislumbrar que aquí podrían conseguir tener una vida mejor que la que tenían en sus países.
          ¿Cuántos de nosotros o nosotras estamos dispuestos a dejar nuestro trabajo, nuestra casa con familia incluida y empezar una nueva vida en uno de nuestros desarrollados países europeos, donde no nos sirvan nuestra experiencia laboral anterior o los estudios? La motivación para hacer esto debería ser muy grande y habría que compensarlo de una forma amplia. Mucho mayor tendrían que ser ambos requisitos si tuviéramos que ir a países europeos pero menos desarrollados.
          Y una vez allí, o aquí, o en cualquier lado, ¿que se hace? ¿A quién acudir? ¿Con quien hablar? A veces no saben qué hacer y se esconden para no ser descubiertos por su situación ilegal, pero con suerte pueden dar con alguna organización que les acoja, que les ponga en contacto con otras personas en su misma situación  y que les oriente.
          Para el resto de ciudadanos también es una suerte que existan estas organizaciones pues de no ser por ellas la integración en la sociedad sería más lenta y podría ser origen de conflictos.

         Esta tarde ha estado compartiendo su tiempo con todos nuestros y nuestras oyentes Esteban Tabares Carrasco, secretario de la Fundación Sevilla Acoge, miembro del patronato, formador y educador.
Sevilla Acoge.
Sevilla Acoge fue fundada por Reyes García de Castro, fue la primera asociación que se creó en España con estos fines y  lleva trabajando desde 1985 para integrar en nuestra sociedad a toda aquella persona que llegue en busca de una nueva vida a nuestra tierra. 

         "Nadie emigra a la aventura, y nadie emigra por casualidad, ni nadie viaja de  un sitio a otro, tan lejano, tan difícil, a veces tan peligroso, porque se juegan la vida, sino que cuando alguien hace un proyecto de migración al lugar al que se va a ir es porque allí tiene a alguien, un conocido, un familiar, a un amigo o a un paisano que le ha dicho, si vienes por aquí cuentas con mi casa, en principio y con mi ayuda. Una vez aquí ya veremos por donde te orientamos. Nadie llega como un paracaidista. Esta familia le va a orientar hacia otras entidades sociales que nos dedicamos a tareas muy diversas.  
Los colectivos más antiguos fueron primero los senegaleses y después los marroquíes. Especialmente las personas negras por afinidad con la fundadora que trabajó como cooperante en Burkina Faso y quiso devolver la acogida que ella sintió en África. 
En la actualidad hay muchos colectivos y en los últimos años los que provienen de Rumania y le siguen los países sudamericanos. Las necesidades de los diferentes migrantes son muy parecidas porque todos son igualados a la baja, desprotegidos y necesitados. Una persona que sea universitaria sea del país que sea va a  quedar igualado con  una persona estudios primarios o no tenga profesión. 
Porque ni uno ni otro tienen los documentos necesarios: permiso de residencia y el permiso de trabajo y para tener uno se necesita tener el otro y viceversa".




No hay comentarios: