Escucha NEO FM online

IMPULSAR LA EXCELENCIA




Es prácticamente un clásico que Puerta Abierta dedique  uno de sus programas a hablar de las necesidades educativas de los niños y niñas con Altas Capacidades, en cada uno de los 11 cursos que llevamos en antena.
Las Altas Capacidades no siempre tienen un reflejo visible en las personas que están dotadas, muchas pasan desapercibidas, o tardan mucho tiempo en ser reconocidas; otras son evidentes, pero no siempre se tienen medios para estimularlas y desarrollarlas.
La Fundación Avanza  dedicada entre otros objetivos a promover los estudios de los docentes para que desarrollen su labor con mayor  eficacia con este tipo de alumnado, también hace una labor con los Ayuntamientos y los centros educativos para que colaboren en el desarrollo de la Excelencia en el alumnado con Altas Capacidades a través de convocatorias de actividades.  Esta tarde Puerta Abierta quiere poner su grano de arena en dar a conocer algunos de los programas de esta fundación que no solo se dedica a Impulsar la Excelencia sino también la solidaridad de la sociedad.
             En este caso se trata de dar apoyo a  niños y jóvenes que tienen una especial habilidad  para la música, sobresaliendo por encima de aquellos aprendizajes que se les ofrece en los cursos de escuelas  y conservatorios con un compromiso importante: Ellos pueden hacer algo  por la sociedad y la sociedad puede y está obligada a hacer algo por ellos.
            Nuestro programa también abre su puerta para dar un Impulso a la Excelencia y para conocer algunas de las personas que dedican  su tiempo en mejorar la sociedad y mejorar su cultura musical. 
- Alberto Flaño Romero, Presidente de la Fundación Avanza y un gran amigo del programa.
- Tomasso Cogato profesor de piano y director de Andalucía Música y  en la Academia de Estudios orquestales en la Fundación Barenboim -Said de Sevilla y ganador de muchos premios en su carrera, destacando los del Concurso Internacional de piano de la ciudad de El Ferrol.
- José María Pérez Román,  Ex presidente de  la Asociación  Adosse.  Colabora con la Fundación Avanza.
- Carmen Pérez Salmoral, tiene 13 años y estudia  1º de ESO  en el Instituto de Las Encinas de Valencina. 
Ha sido galardonada con un sin número de premios desde los 8 años hasta el presente. Ha sido seleccionada y participa en el Programa formativo para Jóvenes pianistas con Altas Capacidades.
T.C: - “Tiene mucho sentido nuestra colaboración con la Fundación Avanza porque yo pienso que todos los niños que estudian música tienen altas capacidades. Porque necesitas altas capacidades para estudiar música. Porque cuando uno estudia música hace una actividad muy difícil, de las más difíciles que hay. Por una razón sencilla: que aprenden a hacer muchas cosas a la vez. Tocar un instrumento como el piano o el violín significa manejar los elementos de la música que son ya melodía y ritmo, que son dos cosas, luego hay que coordinar dedos, controlar la respiración, los pies… Prácticamente los niños que estudian música en serio  no tienen fracaso escolar  porque aprenden con mucha facilidad, porque hacen una cosa dificilísima.
C.P: A mis padres les gustaba mucho la música y escuchábamos mucha música clásica y me empezó a gustar mucho y me compraron un teclado  pequeño y empecé a tocar ahí. A los cinco años fui a una escuela de música estudiando lo básico del Solfeo y piano. A los seis años ingresé en el Conservatorio Profesional de Música de  Sanlúcar la Mayor y a los ocho años empecé a dar clases con Tomasso.
JM.P: Cuando tenía tres años la llevamos a un taller de Música y movimiento y estuvo allí todo el año. Su profesor nos dijo que la niña tenía un talento superior a los demás y que tenía “oído absoluto”. La familia es fundamental, en todos los niños que estudian música, tengan el nivel que tengan para la constancia y para todo. En el caso de Carmen, que le tiene que dedicar mas tiempo porque el nivel que tiene se lo va exigiendo poco a poco, para los padres ya no es solo mantenerle la constancia que ella la tiene, sino el equilibrio del tiempo que tiene que estudiar piano, el tiempo de los deberes del instituto, el tiempo que tiene que quedar con los amigos. Es complicado, mantener el equilibrio y que todo esté compensado.

A.F: Cuando damos conferencias o vamos a los centros, la pregunta que hacemos es “¿Educar para qué? A veces perdemos las referencias. Hay que intentar sacar lo mejor de ellos y si vemos que alguno está destacando en algún ámbito, facilitárselo, porque no todos van a terminar siendo peones de la construcción. Yo creo que es importante, como dice Kent Robinson buscar el elemento de cada uno y ayudarle a que lo desarrolle. Eso a veces implica ser un poco mas flexible (Con los deportistas de élite no tenemos problemas). A nosotros (la fundación) nos queda todavía mucho camino por recorrer y estamos todavía en la parte de sensibilización y de formación del profesorado porque entendemos que si el profesorado no tiene formación no comprende las necesidades. Nosotros creemos que no todos los niños tienen que estudiar música, aunque la música es muy buena, igual que no todos los niños están hechos para jugar al fútbol, pues no todos están hechos para la música. Hay que ir sacando de los niños y darles posibilidades para que vayan aflorando un poco sus talentos o el ámbito en los que ellos y ellas se sientan más cómodos. 

No hay comentarios: