Este es uno de nuestros programas

La Escuela Inclusiva


              La elección de una buena escuela para nuestros hijos o hijas tiene mucha importancia.    
            En primer lugar, la mayoría de las familias valoran fundamentalmente la cercanía al hogar; si tienen otras opciones, en segundo lugar, se fijan en el tipo de alumnado que asiste al centro. La clase social del entorno donde están situadas las escuelas definen en buena medida las expectativas sobre el centro escolar.
            En tercer lugar, y si creen que su hija/o va a tener algún tipo de dificultad para el aprendizaje, las familias se preocupan de saber cuáles son los recursos con los que cuenta la escuela, apoyos, accesibilidad, recursos educativos u  horarios extraescolares. En la medida de sus posibilidades elegirán el centro que mas ofrezca.
            Pocas familias a priori, preguntan por el profesorado del centro y por los programas educativos que diseñan para su alumnado. Es verdad que las familias de eso no entienden mucho, al comienzo.
            Pero existen centros escolares donde el profesorado, al margen de la clase social del entorno donde están situados, al margen de los recursos con los que cuentan, o al margen de los apoyos que reciben, desarrollan programas dirigidos a la realidad  con la que conviven, teniendo en cuenta la diversidad y la necesidades del alumnado.
            Estos centros con frecuencia se encuentran en barriadas obreras o marginales y cuentan con el mejor de los recursos que puede tener un centro: El profesorado. Un profesorado consciente de que la educación de los niños y niñas es fundamental para transformar la sociedad. Un profesorado que pone en marcha programa innovadores en donde la inclusión se hace patente y se normaliza. Un profesorado que no solo imparte clases,  que no solo educa al alumnado sino también a las familias.
            Un profesorado que acaba convenciendo a las familias de que su centro cumple con muchas más expectativas de las que pensaron en un primer momento.
Nuestro invitado:
Miguel Rosa Castejón, Director del CEIP San José Obrero de Sevilla.
M.R. – “En un centro como el nuestro en el que la diversidad es la que nos da el sello, lo que nos identifica, una diversidad que a los padres les da rechazo, el que haya tantos negros, chinos, “uff”, les da rechazo.  Después vas tratando esa diversidad que enriquece, porque tenemos cientos de programas, de actividades   donde los padres intervienen en el cole; esa intervención  hace que el colegio  se enriquezca muchísimo.
            Yo creo que lo que nos define a nosotros es la flexibilidad. Somos capaces de adaptarnos a casi todo lo que ocurre alrededor nuestro, y eso es muy complicado. Porque igual que la dirección tiene que adaptarse al profesorado, el profesorado tiene que adaptarse a los alumnos, los alumnos tienen que adaptarse al curriculum.  Hay una serie de valores que todos estamos convencidos de que esa adaptación la tenemos que conseguir de alguna manera. No vale un curriculum puro y duro donde no hay nada inamovible, sino que los curriculum tienen que ser flexibles para que el niño se adapte a sus aprendizajes, eso está claro.
            Nosotros nos aprovechamos mucho de todas las asociaciones, ONGs, entidades que quieren intervenir en el cole. Nosotros tenemos la puerta abierta y le decimos venga “para adelante”.
            La inclusión no es solamente con el niño, la inclusión también con la familia. Un centro inclusivo es un centro en el que todos los agentes que están en el cole, forman parte del cole, son parte íntegra inclusiva del cole, no son simples espectadores sino que son actores del proceso educativo”. 

No hay comentarios: