Este es uno de nuestros programas

Comunidades rurales de Cochabamba



            Puerta Abierta se propuso a principios de curso dedicar parte de su programación a la educación para el Cuidado del Planeta.
¿Necesitamos realmente cuidar de él? Sí, porque el Planeta, nuestro Planeta, es la casa común donde vivimos todos.
            Y en nuestra casa nos gusta respirar el aire fresco, nos gusta beber el agua limpia, con una despensa  que nos permita alimentarnos de forma variada y suficiente, con un botiquín que nos prevenga de enfermedades y nos permita curarnos, con antenas de comunicación para estar conectados e informados, con árboles variados alrededor que nos den sombra, materias primas y una buena atmósfera y con mares y océanos que nos permitan conocer miles de seres vivos y ayuden a mantener los ciclos del tiempo.
            ¡Qué bonita es nuestra casa!
            Pero la tenemos descuidada. La atmósfera está contaminada, los océanos llenos de plásticos y petróleo, el agua que necesitamos, debe ser tratada para servirnos, los árboles de las grandes selvas se están talando para producir madera, nos estamos quedando sin toda su riqueza, y por eso nos entra más el sol y tenemos mucho mas calor. La despensa es insuficiente para todos los habitantes de la casa y no hay capacidad en el botiquín para paliar las enfermedades.
                Claro, que esta realidad no se tiene en todas las partes de nuestra casa. Hay zonas donde la escasez de medios es extrema, y otras en las que se puede vivir mejor. Sin embargo el cuidado el planeta tiene que ser integral. Todos salimos perjudicados si no se toman medidas globales que apuesten por mantener las condiciones óptimas para la vida en el planeta.
Puerta Abierta desde la educación pone este espacio para conseguir una mentalización de la realidad en la que nos movemos y la realidad que deseamos conseguir.
            Nuestra invitada:
María Rubio Chaves, licenciada en Filología árabe. Técnica de Proyectos de cooperación de Solidaridad don Bosco.
M.R.Ch. –“El proyecto del que os voy a hablar esta tarde se llama: Construcción de un modelo productivo sostenible, participativo y equitativo, que fomente la soberanía alimentaria de la Comunidades Rurales de Cochabamba (Bolivia). Es un proyecto financiado por  la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo. (Cochabamba es un departamento cuya capital tiene el mismo nombre. La zona urbana se divide en Comunas, distritos y zonas, la zona rural se divide en Comunidades rurales.)
            Se está trabajando con ocho comunidades en cada una se trabaja un aspecto distinto, según la orografía, no en todos los sitios son buenos para los mismos cultivos, entonces dependiendo de su orografía se decide una actividad u otra.
            En algunos sitios había una producción de papas que no eran nutritivas y lo que se pensó fue en comprar nuevas semillas de papas más nutritivas y productivas, para que con el mismo esfuerzo consigan el doble.
            En estas comunidades existen familias que crían cerdos, pero habían intentado comercializarlos pero les faltaba la calidad para llegar a su norma estándar. Con el proyecto se están arreglando las cochiqueras, comprar cerdos y alimentos, para que al final del proyecto consigan tener  autoproducción y puedan venderlo. Van a intentar que llegue a los supermercados de la capital y para esto tienen que arreglar el Centro de Transformación Cárnica y visitar a otros centros para saber cómo se hace. En el segundo año sería el Plan de Marketing para saber vender bien, estudio de mercado, etc.
            Dentro de las acciones que lleva a cabo el proyecto hay una parte importante que es la Formación a las personas comunarias, que tiene dos patas: una de ellas es Formación específica tanto en cuidados del cerdo, en temas de alimentación como en el tema de las truchas en las comunidades en las que se construyen los estanques, y luego la Formación para las personas que se dedican al cultivo  de las papas.
            Por otro lado, en cada una de las tres formaciones habrá unos Talleres comunales adaptados para la transformación gradual de los roles de género,  en la transformación de los alimentos, esto quiere decir que se intenta que las mujeres sean más protagonistas en el sistema productivo, por eso es una formación específica para cada comunidad”.
            Aunque las grandes medidas incumben a los gobernantes, todas y todos podemos involucrarnos en ayudar a aquellos pueblos que viven en  zonas mas desfavorecidas. La solidaridad hace creer en la esperanza de que es posible vivir en un mundo mas igualitario.


No hay comentarios: