Este es uno de nuestros programas

JUGAR CON PISTOLAS





















En nuestro espacio radiofónico dedicado a los temas educativos, hemos tratado hoy un tema muy controvertido buscando la relación entre los juegos y entretenimientos de niños y jóvenes utilizando juguetes bélicos o de agresión y la posible influencia sobre futuros comportamientos violentos, y es que las noticias de sucesos en los que un menor ha intervenido en el hecho real de matar a compañeros o amigos con un arma de fuego, nos conmociona enormemente y acudimos al pensamiento de que la causa ha sido el ver películas o jugar con material bélico de forma que el impacto que nos ha originado la noticia se ve en gran parte aliviado al encontrar un motivo entendible y en la medida de lo posible, evitable.
          Es frecuente ver a niños desde el periodo de Educación infantil, hasta bien avanzada la pubertad jugar a matar, bien sea muñecos, a amigos, a animales o en las videoconsolas a los enemigos de algún grupo.
         Jugar con pistolas es bastante común entre los pequeños y los jóvenes pero también lo es para mayores, ejecutivos o simplemente trabajadores estresados que necesitan perder un poco de angustia o de ansiedad y contratan un tiempo de juego para adultos en el que el objetivo es disparar bolas de pintura que impacten sobre el otro equipo.
         Sin embargo un porcentaje muy alto de padres, madres y maestros piensan que este es un juego que viene estimulado por los medios de comunicación y que las películas violentas pueden generar agresividad en los juegos infantiles y por lo tanto no son buenas para los pequeños. De la misma forma en los centros escolares se recomienda a las familias que no compren material bélico a sus hijos para evitar esa costumbre de jugar a matar que se observa en los tiempos de recreo, bien sean policías, soldados o cazadores.

         Nuestro invitado, José Luis Carrasco Calero, psicólogo social y orientador del Instituto Nuevo de Tomares de Sevilla y tutor en la UNED. Es gran conocedor del mundo infantil y juvenil nos ha ayudado a entender estos juegos que han existido desde la antigüedad y en cualquier cultura y también la importancia de las relaciones de las familias con sus hijos e hijas y de un entorno equilibrado para evitar la agresión descontrolada.

         "Es importante empezar sabiendo lo que es el juego para el ser humano y no solamente para los niños. Desafortunadamente los adultos dejamos de jugar pero el juego es algo muy importante que nos permite reelaborar nuestros pensamientos, nuestras ideas y nos permite ir entendiendo la realidad.
Los juegos violentos tienen que ver con eso, tienen un alto contenido simbólico que le permite al niño o al adolescente el poder ir confrontando su modo interno con el mundo externo y precisamente ese juego le permite ir adecuando esos mundos.
          Una pistola llama la atención porque es algo tan mágico que nos permite enfrentarnos a algo que nos da mucho miedo y con esa pistola nos sentimos mucho más poderosos. Ese enemigo imaginario al cual no se como hacerle frente, con la pistola me siento seguro. Es una fuerza casi mágica y es ahí donde tiene su gran fortaleza los juegos violentos. 
         El juego simbólico sucede cuando su desarrollo cognitivo es menor, según se avanza en el desarrollo cognitivo se va perdiendo esa expresión del juego simbólico. Pero eso no quiere decir que en la adolescencia no se juegue también sino que como ya tiene un control mayor de la realidad a nivel conceptual lo que no hace es que una escoba se transforme en escoba o pistola. 
         A medida que avanzamos en el desarrollo cognitivo el juego es menos simbólico y es más en el mundo interno y más cercano a la realidad. Pero el juego sigue estando ahí y no solo en la adolescencia sino en la edad adulta también, lo que ocurre es que no nos lo permitimos porque en nuestro contexto no está bien visto".

           Para terminar una frase del escritor Gerard Jones en su libro Matando monstruos:

“La enseñanza de la no violencia va por buen camino y debemos continuar con ella. Debemos mantener la no violencia como un idea, pero también debemos permitir a nuestros hijos y a nosotros mismos las fantasías que nos dejen ser precisamente lo contrario, pues nos aportarán el valor que necesitamos para seguir cambiando nuestro mundo”

1 comentario:

paintball para niños dijo...

Yo de pequeño también simulaba que las tenía en las manos, no entiendo pero supongo que a una corta edad los niños se sienten atraídos por ellas ya que sus personajes favoritos como Batman, Spiderman, Archer, Robin Hood las utilizan...