Escucha NEO FM online

SEGUIR JUNTOS


Que la escuela es un lugar de aprendizaje, no nos cabe la menor duda, prácticamente es a lo que vamos, pero también se insiste, sobre todo en educación infantil, que allí se va para hacer amiguitos. Es una frase que creemos aunque probablemente no sabemos si los amiguitos serán duraderos o se acabarán cuando acabe la escuela infantil.
Los padres o madres que nos están escuchando probablemente estarán acordándose de cuando sus hijos fueron pequeños, o iban a la guardería y comenzaron una amistad con otros pequeños. En estos casos continuar viéndose depende de las familias, porque ellos son pequeños.
Después cuando crecen, mantener una amistad, depende de ellos y ellas mismas. Las amistades que surgen desde los centros educativos quedan fijadas en nuestras vivencias y se recuerdan siempre.
Durante su trayectoria, Puerta Abierta ha estado viendo crecer a unos chicos y chicas desde que eran pequeños, y hoy   han querido  acompañarnos en este comienzo de curso.
- Pablo Palacio Ávila, estudiante de 3º de Secundaria  en el IES Las Encinas de Valencina
- Manuel María León Navas alumno  3º de Secundaria en el IES Lauretum de Espartinas.
- Ana Cazalla Deaño estudia   3º de Secundaria  en el IES Beatriz de Suabia de Sevilla. 
Ellos  conocen el programa desde su primera temporada y por lo tanto llevan diez años participando en Puerta Abierta y por eso son la mejor tarjeta de presentación de esta experiencia.

Con ellos vamos hemos  conversado acerca de ese recorrido escolar que ya llevan en su mochila personal, y también  lo que piensan de su futuro académico.
Sobre la amistad:
- Nuestros padres son también amigos y ahora que ya somos mas mayores,  quedamos por nuestra cuenta.
- Llevarnos bien y las peleas que siempre se tienen que son piques tontos.
- Nos vemos cada una o dos semanas
- De Infantil Primaria no encontré mucho cambio. Conocer gente nueva, los profesores son totalmente distintos.
- Cuando estábamos en Infantil  no teníamos muchas preocupaciones. Después en Primaria nos empezaron a mandar deberes y teníamos que tener la agenda para apuntar los deberes.
- Ya en segundo nos empezaron a hacer exámenes.
Un recuerdo de Primaria:
- El viaje de Fin de Curso a Granada, la primera vez que salí con mis amigos sin los padres. No era muy lejos pero nos lo pasamos muy bien.
- Las notas del verano, porque me pegaba todo el año estudiando y cuando llegaban las notas me hacía ilusión porque a partir de ese día empezaba el verano.
- También el viaje de Fin de Curso a la Sierra de Huéznar. Fue poco tiempo pero era la primera vez que pasaba una noche fuera.
El Tránsito a Secundaria:
- En el Instituto de sexto a primero de secundaria, creo que es un cambio muy grande porque los niños pasan de jugar  "al coger"en el recreo a estar en un banco sin hablar porque a lo mejor le dicen algo. Tienen que madurar muchísimo en un verano.
- El cambio no fue fácil porque en cuanto a asignaturas y sobre todo el cambio para las  clases, que no es como en el colegio que no te mueves de tu aula, sino que tienes que moverte para cada clase, un aula distinta, el  taller de Tecnología, el Gimnasio, el de Informática, porque no te explican nada y te pierdes.
- Fue un cambio brusco porque yo me ponía a jugar "al pillar" y ahora me tenía que quedar en un banco porque a ver que nos decían los mayores. Y además también por los profesores, porque antes era el mismo profesor para muchas asignaturas y ahora era cada para lenguas, otro para sociales, para Matemáticas; y las aulas también, teníamos que cambiarnos mucho de aula. Los primeros días era un poco tedioso, porque como no sabíamos donde estaba cada aula, nos teníamos que esperar a que viniera el profesor para irnos con él.
Un consejo para el tránsito de los niños y niñas a Secundaria:
- Que no les metan miedo en el colegio de primaria, porque  yo recuerdo que en el mío, que comenzaban a mandarnos muchos deberes y nos decían que eso era lo que íbamos a tener en el Instituto. Y al llegar al Instituto teníamos que hacer deberes, pero no era lo mismo.
- A mi, en sexto, me hinchaban a deberes y cuando llegué a primero, había que estudiar pero me mandaban tres o cuatro ejercicios, pero no tantos deberes.
- Yo creo que los deberes te ayudan a la hora de estudiar, a lo mejor no te llega tan nuevo. Es mas fácil estudiar después.
Con estas y otras muchas reflexiones hemos conocido un poco mejor lo que sienten y piensan los jóvenes de nuestros institutos.


No hay comentarios: