Este es uno de nuestros programas

Érase una vez una escuela para el mundo








La labor del docente, mucho más allá de dar a conocer contenidos curriculares básicos en cada etapa, es reconocida como una labor que trasciende de las aulas y llega a formar parte de  las actitudes de las personas.
            La concienciación de esta capacidad de transformar el pensamiento, o de formar un alumnado crítico y respetuoso no se trata en los estudios de la carrera. Pero es necesario reconocer la posibilidad de trabajarla para poder experimentarla.
         La formación inicial del profesorado tiene que ser lo más completa y actualizada posible, pero es necesario que sea constantemente renovada en una formación permanente para dar calidad a la enseñanza. El docente en una formación permanente puede y debe reflexionar sobre su práctica, puede observar e investigar para hacer de su profesión el arma más potente para transformar el mundo.
           Es por esto que se crean proyectos en los que se anima al profesorado para que, desde una mirada introspectiva, active el compromiso con la sociedad haciendo  que alumnado sea responsable con el medioambiente, respete la igualdad de género, o cumpla con sus derechos y deberes.
            Los proyectos educativos ejercen ese poder de renovación de la práctica docente al mismo ritmo que también la sociedad se renueva. Estos proyectos, cuando son seguidos por el claustro completo de un centro, activa corrientes positivas hacia el entorno involucrando también a las familias y a los agentes  cercanos. Estas escuelas se llenan de motivaciones, de propuestas y de respuestas.

Se convierten en escuelas para el mundo. 

Invitada: Rosa Macarro Carballar, Psicopedagoga y Técnica de Bosco Global.
“Hay muchos maestros y maestras que trabajan mucho y bien pero el trabajo que desarrollan se queda escondido en las cuatro paredes de su aula, porque el profesorado no tiene hábito de sistematizar y escribir todo el trabajo que hace en clase.

Este proyecto nace desde esa necesidad que no sólo habíamos palpado nosotras en la organización sino que muchas maestras también lo decían, como la profesión docente no es una profesión muy bien vista en algunos casos y decíamos: Hagamos autocrítica. ¿Por qué esto es así? Si se están haciendo muchas cosas por qué hay gente que piensa que el profesorado tiene demasiadas vacaciones, que trabaja poco, a lo mejor es que no estamos contando bien el trabajo que se está haciendo en las aulas. Y parte de los objetivos de este proyecto es dar a conocer y visibilizar esa buena labor que se está haciendo en muchos centros escolares.
Dentro del ámbito de la Educación y la Cooperación, hablamos de un enfoque de Ciudadanía global. Este término ha sido utilizado políticamente y no ha sido siempre bien entendido. Entendemos que todo lo que tiene que ver con hacer personas, ayudar a que haya personas que mejoren su entorno, que tengan valores integrales, que tengan un desarrollo no solo personal sino también social es lo que llamaríamos Educación para el Desarrollo, lo que antiguamente llamaríamos “todas las transversales” igualdad entre personas, la inclusión, la interculturalidad, consumo responsable, respeto medioambiental.  Todo ese tipo de “educaciones para” es lo que llamamos Educación para el Desarrollo.
El objetivo es que las maestras que están trabajando revisen su práctica docente, los proyectos que venían ejecutando o diseñando porque había cosas maravillosas pero a nosotras nos faltaban las guindas del pastel que tuvieran una visión más global.
Lo que están haciendo los claustros es analizar su práctica docente, dónde tenían ya sus puntos fuertes y cuáles eran sus puntos débiles, de manera que están haciendo formación de cada uno de esos temas o contenidos transversales.
Este proyecto lo hemos pensado solo para infantil, pero no sola una maestra o maestro solo de un centro, porque queríamos que formara parte del Plan de Centro y todo lo que tiene que ver con la programación de la Etapa de Infantil” (R. Macarro)

El cambio climático y las aves



           

Poco a poco vamos notando como a luz solar nos despierta cada día un poco antes. La luminosidad se hace evidente y la temperatura va dejándonos estar al aire libre sin abrigarnos excesivamente.
Las sensaciones con relación al clima se hacen más placenteras y nos gusta disfrutar de ello, sobre todo en estas latitudes. Van apareciendo las primeras floraciones y se escuchan los primeros trinos de pájaros.
            No nos parece que haya mucha diferencia en la respuesta de la naturaleza en relación con el cambio climático. Sin embargo, es necesario observar con métodos científicos, antes de poder asegurar si los cambios que se están produciendo en relación con el clima están originando también cambios en los animales cuyo comportamiento vital está relacionado íntimamente con los cambios en la naturaleza.
            Las aves detectan los cambios atmosféricos y actúan en relación con las distintas épocas del año para determinar sus movimientos migratorios, buscando las mejores oportunidades para la reproducción. Y por lo tanto la continuidad de la especie.
¿Qué pasaría si no encuentran los insectos de los que se mantienen? ¿Qué pasará si no encuentran las flores que polinizan? 
En Puerta Abierta nos gusta saber, por eso en el espacio dedicado a nuestro planeta, lo dedicamos esta tarde a conocer cuál es la influencia del cambio climático en las aves.
Invitado:
 Jesús Pinilla Infiesta, Técnico de  Seo/BirdLife en Sevilla, Sociedad Española de Ornitología.
            “Normalmente las aves responden a las condiciones ambientales, los inviernos más fríos nos suelen traen especies que invernan más al norte, y esas diferencias de unos años a otros, o de unas épocas a otras las registramos a través de una aplicación en el móvil donde se registran todas nuestras observaciones.
            Las aves, lo mismo que el resto de los seres vivos del planeta, tienen la necesidad de adaptarse a las condiciones ambientales. Lo que estamos viendo con el cambio climático son unas modificaciones de los patrones generales tal y como los conocemos; esas modificaciones lo que suponen es una impredicibilidad de lo que va a suceder en el futuro, con respecto a las tasas de precipitación en una determinada zona que puede ser que varíen tanto en un sentido como en otro, es decir que vaya a haber muchas más precipitaciones o muchas menos ó que simplemente aun manteniéndose los niveles de precipitación, éstas precipitaciones se concentren en una determinada época del año cuando antiguamente,    según los antiguos registros que tenemos se repartían mejor a lo largo del año. Esta situación de imprevisibilidad es a la que nos vamos a tener que adaptar, nosotros como humanos pero el resto de los seres vivos, exactamente igual.
            La vida en la Tierra existe desde hace tres mil millones de años y no va a dejar de existir.
            Lo que si va a suceder, si no nos ponemos las pilas, es que nos lo va a poner mucho más difícil, y en zonas como ésta donde vivimos, en Andalucía, justo a caballo entre dos continentes, en el arco mediterráneo es donde todas las perspectivas nos indican que vamos a sufrir especialmente estos efectos del cambio climático.
            Todos los fenómenos atmosféricos afectan en todas partes, todo depende de la magnitud, de la época del año, si las lluvias torrenciales han sido en invierno pues las aves no están nidificando, no se están reproduciendo y por lo tanto no afecta a la directamente a la nidificación pero si puede afectar a  la conformación de las zonas húmedas y las lluvias se llevan los cañaverales y otras vegetación en la que hagan nidos algunas aves, pues no encontraran su espacio”. (J. Pinilla)

Conmemoración Dia de la Paz


El que se creen en el calendario anual la conmemoración de días especiales, puede resultarnos un tanto reiterativo, y por lo tanto poco interesantes. Cada día del año es el día mundial, internacional, nacional, o de la Comunidad de algún evento o de algún concepto que debemos de conmemorar.
            La mayor parte de las veces no prestamos atención a lo que se está celebrando, ni por qué; tampoco pensamos si es de gran utilidad el conmemorar algo, o celebrarlo. ¿Servirá para mejorar un estado de las cosas, una situación  calamitosa o unas relaciones deterioradas?
            En ese día especial los ciudadanos escuchamos en los medios hablar más que otras veces, de alguna enfermedad, de la destrucción de los arboles, de la pobreza, o de la violencia. En los centros educativos se aprovecha esta circunstancia para hacer visible al alumnado algún concepto, buscando la reflexión y la interiorización.
            Uno de los días en los que participa más la escuela es el Día Escolar de la Paz y la no violencia. Es un día, como su nombre indica, especialmente escolar.
            Parece especialmente diseñado para trabajar en los centros porque en ellos se reúnen personas de distintas nacionalidades, religiones o clases sociales y son un fiel reflejo de la sociedad en la que vivimos. Por lo tanto es un lugar idóneo para aprender a convivir, a respetar, a ser empático con los problemas de compañeros, a ser responsables del cuidado del centro, a tener una actitud social y medioambiental activa. Hoy nos hablan del Día Escolar de la Paz y la no Violencia
*Ana Pérez García Jefe de estudios del Ceip San José Obrero de Sevilla.
*David Muñoz Villarraiz, profesor de Educ. Física de Ceip San José Obrero
*Mª Jesús Campos Galeano, directora y profesora de Francés del IES Alguadaira de Alcalá de Guadaira.
*Hannelore Miguez Andrés, jefa de estudios adjunta y profesora de educación física
*Encarnación Olias Galbarro, profesora de Filosofía y coordinadora de Escuela, espacio de Paz.
*Mónica López Ramírez, jefa de estudios y orientadora, IES Alguadaira de Alcalá de Guadaira.
 Dayana Flores Herrera, y Álvaro Hierro Martínez de 6º de Primaria.
            “En nuestro Instituto lo que hacemos es lanzar al profesorado y alumnado propuestas que ellos tengan y que tengan que ver con temas sociales para seguir creciendo como personas, y sale solo, porque cualquier compañero te dice conozco a alguien que puede venir a informarnos sobre… Casi todas las actividades son creadas por los alumnos y son ellos los que dan las charlas aprovechando las diferencias de edades”. (M. López)
            “Nosotros trabajamos con Escolares sin fronteras, Movimiento por la Paz y con una ONG  alcalareña. Nuestro objetivo es ayudar a los que estén desamparados. Yo abro el abanico a propuestas de ellos, muchas se pueden llevar a la práctica, y otras, no. Lo importante es que ellos tomen la iniciativa, se impliquen y además convivan para llevar a cabo esos proyectos”. (Encarnación Olías)
             “El Día de la Paz es el colofón de toda la actividad que se hace en el centro desde que comienza el curso. Intentamos conectar la actividad que hacemos con los diferentes proyectos. Nuestro alumnado, sobre todo los mayores trabajan mucho las asambleas de clase y la comisión de delegados, que está trabajando durante todo el curso están muy acostumbrados a proponer ideas y debatir en grupo y todo eso se refleja”. (A. Pérez)
            “El Día de la Paz tiene mucho de Educación física. Si lo que queremos es construir un mundo en paz, tenemos que aprender a llegar a acuerdos, a comunicarnos; y no solo se soluciona hablando sino que la conciencia corporal tiene mucho que decir. Cuando generamos juegos, ahí surgen conflictos y se pueden poner retos de cómo solucionar esos conflictos de forma reglada. Y eso es un aprendizaje muy significativo”. (D. Villarraiz)
“Pusieron unas actividades en el recreo para divertirnos más, para estar más acompañados, porque es que antes solo había un juego, el fútbol, y en la comisión de delegados pusimos que hubiera más juegos para divertirnos más. Ahora jugamos al matar, al ringo, al fútbol”. También hemos tenido que buscar Mujeres premios Nobel de la Paz. (Álvaro)
            “En los recreos, tenemos un círculo que es para que los niños que están solos en el patio, se queden en él y quien los vea solos, vaya a estar con ellos o dan vueltas en el recreo mientras charlan”. (Dayana)
            “Las actividades que hacemos en el Instituto son en común: el profesorado con el alumnado. Todos los partidos, tanto de baloncesto, de balón tiro, un concurso de baile participamos alumnos y alumnas con el profesorado. Esa convivencia es muy importante porque el alumnado nos ve en una posición que no suele vernos, y nos conocemos”. (H. Míguez)
            “Lo importante nos ven con otra expectativa, nos acercan. Cuando los alumnos viven que el instituto es suyo, que son ellos los que ayudan a crearlo. Cuando hay un sentimiento de pertenencia, todo fluye mucho mejor. Hemos hecho un manifiesto por la Paz, no nos vamos a los países en guerra sino que nos centramos en lo que podemos hacer por la paz dentro del centro”. (Mª J. Campos)
            La paz es una idea completa que incluye muchos factores para hacerla posible. No es una clase en silencio, es un centro participativo donde el respeto sea una máxima, donde  la convivencia sea una práctica y la igualdad sea una realidad. Todo ello  nos lleva a sentir que la Paz es posible.
Después de escuchar a nuestras invitadas e invitado, podemos creer que si el alumnado se prepara para vivir en convivencia, el futuro estará más cerca de la Paz. Eduquemos para la paz y seamos educados.