Este es uno de nuestros programas

AGENDA 2030, por un mundo mejor






Para hacer nuestro planeta más habitable sobre la tierra, para todos habrá que garantizar las condiciones que nos permitan vivir con dignidad y sin necesidades a los hombres y mujeres, habrá que cuidar de nuestros árboles, de nuestros campos para que produzcan los bienes necesarios, y que gestionar los recursos como el agua para que haya suficiente el consumo y el necesario para cultivo de alimentos.
            Hacer nuestro planeta más habitable también es pensar en su conservación para las futuras generaciones. Las condiciones de vida pueden desaparecer si no cuidamos del clima que nos permite estabilizarnos en zonas seguras para la vida. La emisión de gases a la atmosfera está provocando cambios climáticos que provocan sequias e inundaciones.
            Los países más pobres no tienen posibilidades de salir de una situación degradada, en la que las condiciones de habitabilidad no existen y conseguir esta mejora se ha convertido en uno de los objetivos a conseguir desde ahora hasta el 2030.
Puerta abierta dedicará un miércoles del mes al planeta en su ciclo Miércoles planetarios. Con la participación de nuestros y nuestras invitadas colaboraremos en hacer un mundo más habitable y sostenible.
Hoy nos ha visitado: Rosa Macarro Carballar, psicopedagoga, y técnica de Solidaridad Don Bosco y entre muchas cosas, recogemos algunas de sus frases.
R.M. –“Vivimos en un planeta que necesita mantenerse en el presente y en el futuro.
Hay una teoría llamada del decrecimiento, que nos dice que no se puede crecer hasta el infinito, hay un momento en el que la situación no puede crecer más y de hecho lo que hay que hacer es un reparto más equitativo de las riquezas. El modelo social y económico en el que vivimos es el de crecer, crecer y crecer, pero ese crecimiento es a costa de un montón de personas y recursos naturales que están siendo explotados. Es esencial repensar nuestro sistema económico y social y que nuestra manera de comportarnos cada día influye en nuestra relación con todas las personas y con el planeta.
            “Es esencial que la gente se agrupe y participe y actúe de manera activa; la idea del trabajo que hacemos desde Solidaridad Don Bosco no es la de la pasividad de las personas que están esperando a que alguien le ayude. Que vayamos nosotros allí: “mujer blanca europea, yo voy a ayudarte”. Ellos y ellas son los protagonistas de sus vidas y lo que tenemos que permitir es darles ese espacio; y en el momento en el que abres la mano a eso, cambian las cosas de manera radical; y la fuerza y la alegría con la que empiezan a cambiar las cosas facilita que  los procesos  duren mucho más en las comunidades Desde aquí mandamos una ayuda con toda la voluntad del mundo pero no tenemos en cuenta sus necesidades reales y sus intereses”.
Esta tarde hemos comenzado una serie de programas que durante toda la temporada estaremos dedicando a nuestra querida y maltratada casa. Los Miércoles del Planeta. Cuidar de nuestro planeta,  nos educa. ¡Sean educados!

No hay comentarios: